martes, 16 de octubre de 2012

Larga, larga cárcel, asesinos

Tardó una eternidad, pero llegó. Ayer fueron condenados a prisión perpetua tres de los acusados (Luis Sosa, Emilio Del Real y Carlos Marandino)por los cobardes asesinatos de aquella madrugada del 22 de agosto de 1973 en la base naval Almirante Zar. Fueron acribillados 19 presos políticos de aquella dictadura militar ("Argentina", decían). 16 fallecieron o fueron rematados y 3 a duras penas pudieron salvar sus vidas. La orden vino de las más altas esferas de la mismísma junta militar gobernante, probablemente.

Esperamos la extradición desde EEUU de Roberto Bravo, sindicado por los sobrevivientes como uno de los más encarnizados ejecutores.

Víctimas:

Alejandro Ulla (PRT-ERP), 27 años, de Santa Fe, obrero.
Alfredo Kohon (FAR), 27 años, de Entre Ríos, estudiante de la U. de Córdoba.
Ana María Villarreal de Santucho (PRT-ERP), 36 años, madre de tres hijos, Licenciada en Artes Plásticas.
Carlos Alberto del Rey (PRT-ERP), 23 años, de Rosario, estudiante de Ing. Qca. en la UNR.
Carlos Astudillo (FAR), 26 años, de Santiago del Estero, estudiante de medicina en la U. de Córdoba.
Clarisa Lea Place (PRT-ERP), 23 años, de Tucumán, estudiante de Derecho en la UNT.
Eduardo Capello (PRT-ERP), 24 años, de Buenos Aires, estudiante de Cs. Econ. y empleado.
Humberto Suárez (PRT-ERP), 22 años, de Tucumán, cañero
Humberto Toschi (PRT-ERP), 25 años, de Córdoba, obrero.
José Ricardo Mena (PRT-ERP), 22 años, de Tucumán, obrero del azúcar.
María Angélica Sabelli (Montoneros), 23 años, de Buenos Aires, estudiante de Matemáticas y empleada.
Mariano Pujadas (Montoneros), 24 años, nacido en Barcelona y estudiante de Ing. Agron. en la U N Córdoba.
Mario Emilio Delfino (PRT-ERP), 29 años, de Rosario, estudiante de Ing. en la UNL.
Miguel Ángel Polti (PRT-ERP), 21 años, de Córdoba, estudiante de Ing. Qca. en la UNC.
Pedro Bonet (PRT-ERP, 30 años, Buenos Aires, obrero.
Susana Lesgart (Montoneros), 22 años, maestra, de Córdoba, radicada en Tucumán en donde enseñaba y compartía la vida de los cañeros.

Todos los velatorios de los fusilados fueron interrumpidos con gases y represión policial. Muy recientemente volví a ver cómo entraba una tanqueta policial a la sede del Partido Justicialista.en donde se velaba a los 16 asesinados, represión infame comandada por el Comisario Villar. Además, la sede de la Asociación Gremial de Abogados fue dinamitada, se exterminó a las familias de Clarisa Lea Place, Roberto Santucho y Mariano Pujadas, la mayor parte de los hermanos y hermanas de los fusilados están hoy desaparecidos y el letrado Mario Amaya, que escoltó con su auto al micro de la armada que el 16 trasladó a los detenidos hasta la base naval, fue asesinado durante la última dictadura.

Los sobrevivientes Alberto Camps, María Antonia Berger y Ricardo Haidar, fueron luego desaparecidos y asesinados por la siguiente dictadura militar en 1977, 1979 y 1982, respectivamente..  

Poema de Carlos Aiub a las víctimas


16 rosas rojas
nacidas de madrugada
regresarán cada noche
de la tierra liberada
(pintada callejera)

retomo la vida de ustedes inconclusa
retomo la poesía aquella también inconclusa
retomo mi propio camino entonces
(hace tres años Trelew 22 de agosto)
y busco
mientras voy desempacando las viejas letras casi abandonadas
intentando nuevamente redondear
esta pequeña ofrenda
este canto inútil
este trágico recuerdo
este renovado lamento
y así reconstruir aquel poema
consciente de que ni las viejas letras
ni las nuevas sirven para mucho llegado el caso
como tampoco sirven para mucho las buenas intenciones y los mejores deseos
que si acaso alcanzaran para reemplazar a alguien carajo
aunque este intento no pretenda eso
aunque sólo se trate de regresar la memoria hasta aquella vida inconclusa de ustedes y seguirla hasta aquí y hasta más allá reflexivamente
hasta el propio instante en que intentamos cuestionar nuestra ajetreada conciencia diaria
aunque sólo se trate de contabilizar si querés
Trelew bandera y grito de guerra de cuántos Trelew más
aunque sólo se trate de volcar medio complicadamente la bronca que viene amontonándose de lejos en tiempo y esperanzas
y que te enciende los puños y también la mirada
aunque sólo se trate de escribir buscando escupir toda esa bronca amontonada todo el odio toda esa necesidad que te invade por momentos de acabar con medio mundo y un poco más si querés de mandar todo a la mierda
aunque sólo se trate de escribir pensando (no como la forma más comprometida de pensar) en una fecha
en un lugar en 16 compañeros y
cómo y dónde te agarró todo eso
y cómo lo trasladas a otras fechas a otros lugares y a otros 16
por cuántos más compañeros y qué tiene que ver todo eso con la vida con el compromiso con la necesidad de escribir entre otras cosas que sabés más necesarias
y entonces te surge la reflexión mezcla de ironía y sonrisa cansada y las palabras que ya son lugares comunes
morir para que la vida viva
morir buscando recorrerle su cono de sombra a la vida
morir rastreando la luz entre tanta mierda junta
morir para que el hombre viva
morir apostándole a las tan vapuleadas esperanzas y alegrías
morir a manos de los señores defensores oficiales del amor que empuñan su civilización y democracia calibre 9
morir a manos de la propia historia que vos ayudas a hacer y que escriben otros... todavía
morir... vivir... morir... vivir
tal vez se trate de pura necesidad dialéctica
que se yo
retomo la vida de ustedes inconclusa
retomo la poesía aquella también inconclusa
retomo mi propio camino entonces
(hace tres años trelew 22 de agosto) y busco
mientras la memoria sentenciada que transcurre
recompone aquella mañana fría de otra Patagonia trágica unos 50 años después
junto a la soledad fría de aquella cárcel regimentosa
junto a la trampa fría muy mal disimulada
16 vidas fusiladas
lo único caliente
16 rosas que custodian el camino de esperanzas y alegrías
16 puños que se alzan por haberse acercado a la victoria
y más allá de toda esta metáfora repensada mil veces complicada contradictoria lo real lo cierto
una fe cada vez mayor en el triunfo
por ustedes cumpas
por ustedes.-agosto / 75

Sobre el autor, Carlos Aiub: Militante popular secuestrado y desaparecido en Buenos Aires el 10 de junio de 1977. Tiempo después se encontró un cuaderno con este poema, entre otros. Fuente: http://www.versosaparecidos.com.ar/carlos-aiub.htm


A los asesinos: Que disfruten la condena con salud y no se pierdan un sólo día de la cárcel que, tarde o temprano (creo que quedan libres hasta que se dicte sentencia firme tras la apelación), les va a tocar.



Fuentes: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-205660-2012-10-16.html, http://www.elortiba.org/notapas356.html, http://culpabledesincericidio.blogspot.com.ar/2012/08/22-de-agosto-de-1972-trelew.html, http://www.taringa.net/posts/info/6666162/Masacre-de-Trelew-_III_.html




Esteban Cámara

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.