martes, 26 de junio de 2012

Despidos, déficit y ñoquis

Provincia de Santa fe, Argentina
Cuando llegó al gobierno de la Provincia, en el año 2007, la gestión del Partido Socialista Popular, encabezada por Hermes Binner, encontró un superávit de cientos de millones de pesos. La provincia nunca estuvo en déficit, al menos desde 1991 y aún en los momentos de desastre general en el año 2001, en ningún momento tuvo que emitir bonos o cuasimoneda.
La nueva gestión triplicó la planta de funcionarios y aumentó los sueldos de los mismos a niveles nunca vistos, incluyendo pagos por vivienda y alimentación más viáticos, que en parte están destinados a hospedaje y alimento. 
 Como lógica consecuencia de esto, ya en 2009 la provincia entró en déficit.
Hoy el déficit provincial alcanza los 1600 millones de pesos (ejecución presupuestaria 2011). Para encaminar el problema, la gestión de su sucesor, Bonfatti, ha enviado a la legislatura un proyecto de aumento de impuestos, pero la mayoría opositora es renuente a aceptarlo. Las modificaciones pedidas son lógicas pero el problema es que el ejecutivo provincial no ha cesado su festival de nombramientos de amigos, familiares y otras yerbas. A pesar de haberso comprometido con una vaga promesa de austeridad lo siguen haciendo.
Las obras en marcha, primeras víctimas del déficit,están en riesgo: Desde noviembre de 2011 que no se pagan los certificados de obra (según reconoció el ministro de obras públicas, se deben los certificados de diciembre, enero, febrero, marzo y abril). Las empresas no pueden sostener tantos meses sin ingresos y paralizan las obras, incluso despiden al personal.
Del diario El Litoral

Por atrasos de la provincia echan a 150 obreros y paralizan el Cemafe

Cuando los empleados llegaron a la obra les comunicaron que estaban despedidos. Desde el Ministerio de Obras Públicas, afirmaron que se encuentran en conversaciones con Dycasa para acordar el pago de lo que se adeuda.

http://www.ellitoral.com/index.php/id_um/77328

Esta mañana, los 150 obreros que trabajan en la construcción del Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (Cemafe), en la esquina de la avenida 27 de Febrero y Mendoza, fueron despedidos por la empresa Dycasa, que está a cargo de la obra.


Inmediatamente, la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) convocó a sus delegados y con los mismos trabajadores desempleados decidieron no ingresar a la obra y comenzar a quemar cubiertas y cortar el tránsito en avenida 27 de Febrero. El piquete generó un caos en el microcentro de la ciudad.


En el lugar de la Protesta, el secretario del gremio, Emanuel Araya, señaló que los tomó por sorpresa la decisión de la empresa ya que si bien les habían advertido sobre irregularidades en el pago por parte del gobierno de la provincia, el salario de los trabajadores está el día.


“Nos habían dicho que esto podía pasar, que el gobierno les pidió en varias oportunidades que no paralicen la obra pero la empresa no tiene más dinero para seguir sosteniendo la situación”, dijo Araya, y remarcó que “esto ya lo soportamos hace seis meses con la paralización de la obra del hospital Iturraspe y el despido de 200 trabajadores”.


Según el gremialista, desde Dycasa les explicaron que el gobierno provincial tiene una deuda desde el año pasado y que sólo realizó algunos pagos diferidos. “Dijeron que el gobierno quiere abonar un millón de pesos y la empresa tiene sólo dos millones de gasto en mano de obra por el Cemafe”, puntualizó Araya, quien justificó la decisión diciendo que “a la empresa no le quedó otra alternativa que despedir los trabajadores”.


El representante de la Uocra adelantó que iban a permanecer sobre la avenida “todo el tiempo que sea necesario, hasta que nos den una respuesta” y que mañana realizarían una movilización a primera hora hacia la Casa Gris.


La explicación del gobierno


Consultado sobre la situación de la obra y el vínculo con la empresa constructora a partir de los despidos, Julio Schneider, ministro de Obras Públicas de la provincia, dijo desconocer los motivos de la medida y que “lo deberían aclarar entre la Uocra y la empresa”.


A su vez, sobre el estado de los pagos a Dycasa, Schneider señaló que la provincia le debe certificados desde diciembre del año pasado, más enero, febrero, marzo y abril. “Lo que le propusimos es cancelar la deuda a marzo a partir de junio de manera escalonada y eso es lo que estamos acordando con la empresa y con todos los contratistas de obra pública en la provincia”, aclaró el ministro, y agregó que “luego se analizará específicamente obra por obra para ver el ritmo que lleva para cancelar lo que se certifica”.


Los modos de pago que propone la provincia están estipulados a través de cheques diferidos y mediante la cancelación de los certificados en efectivo. En ese sentido, Schneider recalcó que “no hay inconvenientes, es la situación de pago de las obras de toda la provincia”.


Aunque dijo desconocer el móvil de los despidos, el funcionario reconoció que “la situación no era la ideal, pero se continúan las conversaciones”. De hecho, para el próximo miércoles, representantes de la cartera se reunirían con los de Dycasa para acordar la cancelación de la deuda y los pasos a seguir. “Entendemos que esta semana vamos a llegar a un acuerdo”, anheló Schneider.


Sobre el estado del vínculo con la constructora Ponce, a cargo del nuevo hospital Iturraspe, Schneider dijo que se avanzó hasta el 93% de la primera etapa, lo que implica la estructura de hormigón, y el 7% restante se va incluir en la licitación de la segunda etapa. Actualmente, la empresa se encuentra realizando “pequeñas tareas de mantenimiento y debe rehacer algunas cuestiones vinculadas con la primera etapa”, precisó el funcionario.


“Lo que resta de la primera etapa se resolvió no terminarlo porque había problemas con la redeterminación de precios y se sumará a la segunda licitación”, manifestó, aunque con prudencia no arriesgó fechas ni plazos.


Finalmente, Schneider retomó el tema de los despidos y confió en que se encontrará pronto una salida al conflicto porque “las obras de los hospitales y en especial el Cemafe debe continuar porque las privilegiamos, son emblemáticas y cualquier cuestión que no vaya en ese sentido nos hace perder tiempo”.
Fin del artículo
Esta es la herencia de Binner y sus acomodados y acomodaditos. Esto es el FAP, están "conversando" acerca de pagar... cuando uno quiere pagar, paga, no "conversa". ¿O los despedidos van a echar palabras o cheques de pago diferido en la olla?
Yo les aseguro, porque en la oficina vemos los decretos todos los días: QUE EL FESTIVAL DE NOMBRAMIENTOS DE ASISTENTES, FUNCIONARIOS, ASESORES Y ASESORETES ... ¡¡¡¡NO SE TERMINA!!!! SIGUE LA JODA. Para los amigos y "la familia" de ellos NO HAY CRISIS. Provincia Invencible de Santa Fe: Parece que no van a parar hasta que la fundan del todo.
 
 
Esteban Cámara
Santa Fe, 26 de junio de 2012
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.