jueves, 13 de septiembre de 2012

Invitación a la señalización del campo militar San Pedro

Reproduzco: 
Invitamos a Ud. a participar el próximo SÁBADO 15 de SEPTIEMBRE, a las 12, del acto de señalización del Campo Militar San Pedro en cuyo lugar fueron enterradas en forma clandestina personas secuestradas por fuerzas militares dependientes del Comando del II Cuerpo de Ejército, con asiento en Rosario, durante la última dictadura cívico-militar (1976-1983).

La actividad se iniciará con una caravana de organizaciones políticas, sociales y de derechos humanos, que partirá a las 9 del Parque Federal –ubicado en calle Vittori y Gutierrez, Santa Fe-.

Posteriormente, se llevará a cabo la señalización del Campo Militar San Pedro, que contará con la presencia de autoridades nacionales, provinciales, municipales y comunales junto con familiares de detenidos-desaparecidos y ex presos políticos, entre otros.

Esta señalización ha sido declarada de interés por la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe; el Honorable Concejo Municipal de la ciudad de Laguna Paiva y el de la Ciudad de Santa Fe.

La jornada concluirá en la plaza principal de Laguna Paiva –ubicada a una cuadra de la estación del ferrocarril- con un homenaje a los militantes desaparecidos, cuyos restos fueron identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

La actividad está organizada por la Red Federal de Sitios de Memoria que coordina el Archivo Nacional de la Memoria, dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, conjuntamente con la Dirección Nacional de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario del Ministerio de Defensa y la Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Santa Fe.


Campo Militar San Pedro

A partir de la denuncia de Organismos de Derechos Humanos y como resultado de las investigaciones realizadas por el EAAF, el 9 de junio de 2010 se encontraron en el lugar los restos de cinco hombres y tres mujeres con evidencias de haber sido asesinados.

Hasta la fecha pudieron identificarse a María Esther Ravelo, María Isabel Salinas de Bosso, Carlos Alberto Bosso, Gustavo Adolfo Pon, jóvenes militantes políticos que permanecían desaparecidos desde su secuestro en la ciudad de Rosario entre agosto y septiembre de 1977. Según hipótesis judiciales se presume que los militantes Ravelo, Bosso, Pon y Salinas pasaron por el centro clandestino de detención “La Calamita” ubicado en Granadero Baigorria, provincia de Santa Fe.

El ocultamiento de los cuerpos de los detenidos-desaparecidos completaba el círculo criminal de secuestro, tortura, muerte y desaparición que llevó adelante el terrorismo de Estado violando las más elementales normas que hacen a la condición humana

Carlos Bosso

Nació en El Trébol, provincia de Santa Fe. Tenía 25 años cuando fue secuestrado junto a su esposa María Isabel Salinas, en la ciudad de Rosario. En 1968 comenzó sus estudios de Ingeniería Química en la Universidad Nacional del Litoral (UNL). Vivió en las residencias del Colegio mayor Universitario donde inició su formación. Fue militante del Ateneo Universitario. Parte de su compromiso se concentró en trabajar en los barrios marginados. Fue uno de los creadores de la Juventud Peronista Regional II. Fue secuestrado en septiembre de 1977.

María Isabel Salinas de Bosso

Hija de familia trabajadora y peronista. Era estudiante de bioquímica y vecina del barrio San Lorenzo. María Isabel se casó con Carlos Bosso y ambos se instalaron en ese barrio donde nació su hija Mariana. Crearon el Rancho Peronista, local de militancia de todo el barrio. Comenzada la persecución en 1975 debieron irse a Rosario, donde fueron secuestrados en septiembre de 1977. María Isabel tenía 22 años. Su hija Mariana de un año de edad fue entregada a sus tíos.

María Esther Ravelo de Vega

María Esther, -“Pinina”, como la sigue nombrando cariñosamente su mamá- nació el 4 de Diciembre de 1952. Con tan solo 17 años debió enfrentar una dura situación: de manera repentina y debido a las secuelas producidas por una enfermedad, perdió la vista y debió abandonar el colegio cuando estaba cursando el último año del bachillerato. Fue justamente en la escuela para no videntes donde María Esther conoció a Emilio, quien también había perdido la vista en un accidente a los 18 años. Desafiando dificultades y prejuicios decidieron casarse y formar una familia. Como tantos jóvenes de su generación se sumaron a la militancia y apostaron a la construcción de otro país, militando en la Juventud Peronista. La noche del 17 de Septiembre de 1977 María Esther fue secuestrada de su domicilio junto a su esposo y a su hijo.

Gustavo Pon

Nació el 28 de septiembre de 1944 en Gualeguaychú. Desde su niñez fue una persona comprometida con todo lo que emprendía, lo sublevaba la injusticia. A los 14 años decidió ser sacerdote e ingresó al Seminario de Paraná. Dejó esos estudios y pasó a la Universidad Católica de Santa Fe, recibiéndose de Profesor de Filosofía y Notario. A partir de 1970 comenzó a dar clases en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Católica de Santa Fe. El 25 de Mayo de 1973 fue designado Subsecretario de Cultura y Acción Social de la Municipalidad de Santa Fe, representando a la Juventud Peronista Regional II. Su gestión fue importante tanto en lo social (especialmente luego de la inundación del 73) como en lo cultural. Ese mismo año se casa con su compañera Clarisa. Nace su hijo Matías. Fue docente en la Facultad de Ciencias de la Administración y en la Escuela Superior de Sanidad, en la Escuela de Servicio Social y en la Universidad Tecnológica Nacional. A fines de 1975, allanado su domicilio y producida la cesantía de 58 docentes de la UNL entre los que se encontraba. Se incorpora a la organización Montoneros y se traslada a la ciudad de Rosario para continuar con su militancia política. Allí fue secuestrado en agosto de 1977.

La Red Federal de Sitios de Memoria

La señalización de los ex centros clandestinos de detención y otros espacios vinculados con la represión ilegal visibiliza la función que cumplieron durante el terrorismo estatal y expresa en el espacio público el compromiso del Estado democrático de dar a conocer y condenar estos hechos aberrantes (en el marco de
La Red Federal de Sitios de Memoria es un organismo interjurisdiccional que, con la coordinación del Archivo Nacional de la Memoria, articula la gestión de políticas públicas de memoria entre el Poder Ejecutivo Nacional y las áreas estatales de derechos humanos de las provincias y municipios de todo el país, con eje en las iniciativas de investigación, educación y comunicación que se llevan adelante en los ex centros clandestinos de detención y otros espacios relacionados con el accionar del terrorismo de Estado.

Con esta nueva señalización ya son 39 las instaladas en todo el país. Próximamente se prevé la marcación de otros predios emblemáticos del accionar criminal durante la última dictadura cívico-militar en la ciudad de Salta, la Brigada de Investigaciones de San Nicolás en la provincia de Buenos Aires, la cárcel de Devoto y la ex Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, entre otros.


Más información: Coordinación Red Federal de Sitios de Memoria, Archivo Nacional de la Memoria, Secretaría de Derechos Humanos, Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Presidencia de la Nación. Av. del Libertador 8151 (C1429BNB) Ciudad de Buenos Aires. Teléfonos: (011) 4702-1211 / 4702-2311. Internos 127, 155 o 125. E-mail: coordinacionanm@gmail.com / sitiosdememoria@jus.gov.ar - Web: www.derhuman.jus.gov.ar/anm (Ingresar en “Áreas” y “Sitios de Memoria”).

Esperando contar con su participación, le agradecemos la difusión de la presente.


Judith Said, Coordinadora Ejecutiva

Archivo Nacional de la Memoria / Red Federal de Sitios de Memoria

Secretaría de Derechos Humanos de la Nación

Ministerio de Justicia y Derechos Humanos

Presidencia de la Nación

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.