jueves, 16 de agosto de 2012

Publicitarios

Las propagandas que veo en la televisión argentina cada vez me dan más asco. Pongo un ejemplo: Hay una que muestra una reunión del directorio de una empresa planificando unas acciones de propaganda. Convencido ante la demostración de un recurso publicitario, el más viejo (presumiblemente el presidente de directorio) grita: ¡Ful yenerositi! Primero, el tipo es muy parecido a uno que vende pan casero en bicicleta por mi barrio, tiene más pinta de cartonero que de CEO y, segundo, ¿ful yenerositi?, ¿hay necesidad?


Al parecer, los publicitarios argentinos, salvo raras excepciones, pretenden dirigirse a un colectivo que venera a los yanquis. No proyecten muchachos, hablen por ustedes. Claro que hay grandes grupos de gente colonizada, sobre todo en las grandes ciudades y en sus clases ricas o casi. Pero el grueso del pueblo argentino no los quiere. Si vos vas a vender un auto de mediano o alto costo, puede ser, pero no creo que sea un buen recurso publicitario para una propaganda de un artículo de consumo masivo. En serio se los digo, de onda. No me hagan ir a buscar el machete. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.