lunes, 3 de marzo de 2014

Los revolucionarios del aire acondicionado

"Todos los que militan lo hacen por propia conveniencia" me dijo una señora gorda hace algunos años, acusándome ... de militar.

Pero no se enojen con ella: tiene buen corazón.

Apoya la Asignación Universal por Hijo, el matrimonio igualitario, el Procrear, los juicios a los genocidas, la política de defensa de la producción y la creación de empleo. 

No es malintencionada. No.

Critica también lo criticable. Que Monsanto, que Chevron, que Barrick, que los ferrocarriles y el accidente de Once.

El problema es que apoya o critica mientras se abanica la concha al lado del aire acondicionado.

El problema es que no hace nada. No sale a la calle, nunca lo hizo, a apoyar nada de lo bueno. Nunca le puso el cuerpo ni a las políticas que piensa que son buenas ni tampoco salió a defenestrar lo que le parece cuestionable.

Claro, recordemos: "los que militan lo hacen en provecho propio". O sea, se manchan con el barro de las calles. Los que militamos somos unos fanáticos con los que no se puede hablar. Sólo pueden hablar entre ellas, las señoras impolutas que nunca se mancharon con el lodo de las cunetas.

Ellas no se manchan ni la bocamanga del pantalón. Ellas apoyan sentaditas cómodamente en una silla. Fueron y vinieron por las calles cuidadosamente pavimentadas del centro, en sus autitos cero kilómetro con aire acondicionado, a sentarse en sus sillitas tapizadas a la vera del climatizador mientras hacen como que trabajan.

Ellas critican y hasta braman "¡qué barbaridad!", indignadas, al pie del aire acondicionado. Y rapidito , eh, para que no se les venza el tiquet del estacionamiento.

'Desde una mesa repleta cualquiera decide aplaudir
la caravana en harapos de todos los pobres.
Desde un mantel importado y un vino añejado 
se lucha muy bien.
Desde una mesa gigante y un auto elegante
se sufre también.
En un amable festín se suele ver "combatir".'
Silvio Rodríguez, Canción en harapos.


Qué barbaridad, doña. ¡Vió!



En fin, para que no crean que es todo mala onda les dedico este poemita:


Poema a la Clase Media


Clase media
medio rica
medio culta
entre lo que cree ser y lo que es
media una distancia medio grande

Desde el medio
mira medio mal
a los negritos
a los ricos
a los sabios
a los locos
a los pobres

Si escucha a un Hitler
medio le gusta
y si habla un Che
medio también

En el medio de la nada
medio duda
como todo le atrae
(a medias)
analiza hasta la mitad
todos los hechos
y (medio confundida)
sale a la calle con media cacerola
entonces medio llega a importar
a los que mandan
(medio en las sombras)
a veces, sólo a veces, se da cuenta
(medio tarde)
de que la usaron de peón
en un ajedrez que no comprende
y que nunca la convierte en Reina

Así, medio rabiosa
se lamenta
(a medias)
de ser el medio del que comen otros
a quienes no alcanza
a entender
ni medio
Autor: algunos lo atribuyen a Daniel Cezare y otros a Mario Benedetti



Esteban Cámara

2 comentarios:

  1. El poema Clase Media no es de Benedetti, lo escribió el argentino Daniel Cézare en el 2008, durante el lockout de las patronales sojeras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser, si bien el 90% de las citas lo remiten a Benedetti. Lo que no he encontrado la fuente, publicación o referencia que zanje definitivamente la cuestión. Hasta el momento (más allá de coincidencias o no coincidencias estilísticas) hay gente que dice que es de uno y otros que dicen que el poema es de otro... Seguramente vos tenés clara la fuente, publicación original, etc. y podés dejar esto perfectamente claro. Te lo agradeceré infinitamente.

      Eliminar

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.