miércoles, 26 de junio de 2013

Vilma Espín

El 7 de abril de 1930, nacía en el seno de una familia de Santiago de Cuba, Vilma Espín Guillois, la segunda de seis hermanos (Liliana, Vilma, Nilsa, Iván, Sonia y José Alejandro. Sus padres fueron José Espín y Margarita Guillois, quienes basaron su familia en el afecto y el respeto mutuos y dirigieron sus esfuerzos en la transmisión de sólidos valores éticos, amor al estudio y a la lectura y una mente abierta, carente de tendencias de discriminación.


Cursa los estudios primarios en la Academia Pérez Peña y los secundarios en el Sagrado Corazón graduándose como Bachiller en Ciencias en 1948. Ingresa luego en la Universidad de Oriente en pleno período de lucha de la misma por el reconocimiento de autonomía, por la mejora de sus cátedras y conjuntamente con el establecimiento de las luchas estudiantiles, participando activamente lo que motivó que, en nuestros días, el centro de estudios la evaluara como 'estudiante integral'.

De gran apego al estudio y gusto por la física, la química y las matemáticas, no por ello descuidó el cultivo de lo físico, destacándose como jugadora y ocasionalmente capitana del equipo de volleybol de la casa de estudios, cuyos cuadros, no casualmente, se llamaban Los Mambises.

Asimismo, se dedicó a la actividad musical, integrando el coro de la universidad, expresión de su pasión inagotable por el canto y el ballet.

En quinto año de la Universidad, Vilma escribía: "Pero sobre todo me gusta la Universidad  por la fraternidad que existe entre todos sin importar las diferencias de raza, credo u opinión"
Apenas producido el golpe de estado de Batista, Vilma concurrió a la Universidad para protestar y manifestar su repudio al atropello. Por lógica, ingresa al Movimiento Nacional Revolucionario liderado por Frank País.

Luego del frustrado golpe revolucionario al Cuartel Moncada, Vilma, sabiendo que allí se torturaba y asesinaba a los rendidos se presentó en una de las postas exigiendo ver a los valientes en un arriesgado y espontáneo acto. Su casa, como muchas casas santiagueras se abrió para refugiar a los perseguidos por la dictadura de Batista. 

Fachada de la parte de la guardia del cuartel que todavía muestra las huellas de los disparos. Foto: esteban Cámara
Con el tiempo se convertiría en una de las principales colaboradoras del revolucionario Frank País quien decidió incorporar a su partido ahora denominado Alianza Nacional Revolucionaria al movimiento 26 de Julio de Fidel Castro. 

En los primeros momentos de la lucha de Sierra Maestra, Vilma funge como enlace entre los elementos urbanos de Frank País en Santiago y los combatientes de la selva. Luego, se incorporaría permanentemente a las acciones militares en el II Frente oriental Frank País, al mando de Raúl Castro. 

Con Celia Sánchez.
Vilma ... o Alicia o Mónica o Déborah o Mariela, como se llamó en medio del peligro de la clandestinidad.
Entre los combates, le quiso contar a su amiga Asela de los Santos que estaba de novia con Raúl, pero ésta le dijo: 
-Sí, ya sé que tú y Raúl están de novios. 
-¿Y cómo lo sabes? 
-Porque todos los compañeros nos hemos dado cuenta de que están enamorados.











Fue madre de cuatro Alejandro, Nilsa, Mariela y Déborah (éstos dos, los que usara de alias) y abuela de ocho. Le decía jocosamente a una amiga que de alguna manera cumplió el deseo de Raúl, de ocho niños, alcanzando ése número pero de nietos.

Luego del triunfo, entre sus múltiples labores funda la Federación de Mujeres Cubanas, entendiendo que la lucha de la mujer era una parte inescindible de la lucha por la liberación social.

Edición especial del órgano de comunicación de la  Federación de Mujeres Cubanas de agosto de 2007
En su práctica abogó por abolir la discriminación, promover la igualdad de géneros,  la educación sexual y el cuidado y estímulo a los niños.
Su sonrisa abierta y diáfana, imbatible.
El 18 de junio de 2007, fallece de cáncer. 



Un poco de homenaje poético

Una azucena, un jazmín

Supe que Vilma se fue
al paraje de la gloria,
a trazar surcos de historia
junto a Frank , Celia y Haydée.

Silenciosamente iré
a suplicarle al jardín
una azucena, un jazmín
y rosas multicolores,
para acostar entre flores
tu recuerdo, Vilma Espín.

Tomasita Quiala

Vilma vive

Vilma - tú no te has ido,
es mentira de la muerte,
que como no te ha vencido,
tiene celos, simplemente.

La muerte que sigue haciendo
su fatídico deber
no sabe que tú muriendo
estás volviendo a nacer.

Pues, sigue muerte creyendo
que has terminado con ella,
¿estás ciega?, no estás viendo
que irradia como una estrella.

Leovigildo Santos

Vilma no murió, su sonrisa asoma tímidamente en la de Mariela, su hija. Y en su lucha de género late el vigor de esos genes indomables.




El Memorial Vilma Espín puede ser visitado en calle Sánchez Hechavarría No 473, Santiago de Cuba, a pasos del Parque Céspedes. 


Esteban Cámara
Santa Fe, junio de 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.