martes, 4 de agosto de 2015

La pobreza que crea el neoliberalismo

En los años '90 en Argentina, apareció, juntamente con el neoliberalismo, un nuevo tipo de pobres: se los llamó 'Nuevos Pobres'. 

Así, la clásica estructura social que nació con la revolución francesa y el capitalismo, dejó de tener tres categorías (Ricos-Clase Media-Pobres, entre otras denominaciones) para pasar a tener 4.

Los Nuevos Pobres eran empleados públicos, maestros, jubilados y otros asalariados a los que les sobraba mucho mes al final del sueldo. Generalmente bien instruidos, de buen nivel cultural y alojados en viviendas adecuadas, tenían problemas para afrontar las facturas de supervivencia básica. Tambien se los denominó 'Pobres por ingreso'.

A la pobreza clásica se pasó a llamar 'Pobreza Estructural': los integrantes de esta categoría habitan viviendas y zonas de escasos servicios y seguridad, tienen generalmente muy poca formación educativa y laboral y difícil acceso a la salud y la educación. Vienen de familias de condición similar y sus hijos difícilmente escapen a ese mismo futuro.

Así, el neoliberalismo no sólo incrementó el número de pobres, sino que creó una nueva categoría de los mismos. Entre pobreza estructural y nueva pobreza, el siglo XXI encontró a la Argentina con un 60% de pobres.

¿Ahora, en qué consistió el neoliberalismo en Argentina? Se trató de una liberalización radical de las relaciones económicas, llegando a la casi desaparición del estado y de sus regulaciones, se privatizaron todas las empresas y servicios públicos (Aerolíneas, petrolera estatal, ferrocarriles, aguas, electricidad, etc.) y se destruyó el aparato productivo vía la desaparición de las trabas aduaneras y la equiparación de la moneda nacional por el dólar. La red ferroviaria, privatizada, fue llevada a la casi desaparición (al menos en el interior del país) por sus dueños privados, no obstante haberse duplicado el costo para el estado (ahora por la vía de los subsidios a los privados). Paralelamente el gobierno, para brindarle a la población la idea de que las cosas andaban bien, triplicó la deuda externa. La misma llegó a representar una vez y media el producto bruto interno del país.

Bastó que se revirtiera la política neoliberal para que la nueva clase social de pobreza desapareciera, al par que la pobreza disminuyó a un dígito (6-8 %).

Ahora, encuentro este interesante artículo que habla de una clase social nueva, otra pobreza, a la que se llama Pobreza Perversa, indistinguible de lo que en Argentina se llamó Nuevos Pobres. Pero esta vez, esa pobreza se da en Estados Unidos, perversamente, uno de los países más ricos del mundo. Hasta allí se demuestra que la desaparicion del estado en su rol de dique contra el drenaje de dinero desde pobres hacia ricos, conlleva al desastre social. Hasta el 50% de la población del rico estado de Miami está llegando a la pobreza, condenado a trabajar por la mera subsistencia.


Hasta la vista.



Esteban Cámara

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.