miércoles, 9 de abril de 2014

De esto no te vas a enterar en los medios

El pasado lunes 10 de marzo a primera hora fui a comprar con mis nenas ropa para que asistan a la escuela. Habían pasado ese fin de semana en casa, como lo hacen finde de por medio y como el domingo a la tarde estuvo lluvioso se quedaron hasta esa mañana. Así que aproveché a llevarlas a primera hora para que elijamos y se midan las prendas de vestir. 

Mala idea, casi todos los comercios estaban cerrados a esa hora. No obstante encontramos una tienda chica sobre Aristóbulo y allí nos atendió una joven vendedora, bajita y de ojos color almendra.

Mientras las nenas se probaban la ropa la dependienta me pregunta por la edad de Irina (9) y me cuenta que ella tiene una hijita de 8 años. Aclara que es mucho más bajita que mi nena, porque tiene problemas genéticos, el mismo problema que tuvo Messi y que la hace necesitada de hormona de crecimiento. 

Recordemos: Lionel Messi, hoy de 26 años se tuvo que ir de Argentina en el año 2000 porque ni Newell's Old Boys ni River Plate (y presumiblemente ningún otro club argentino) quisieron abonar los $900 que costaba su tratamiento. Allí apareció el Barcelona que ofreció hacerse cargo del tratamiento y es por eso que hoy, el mejor futbolista del mundo milita en ése club catalán.

La niña de la vendedora, sin embargo, sí puede tratarse de esa enfermedad y de otra añadida (S. de Turner) en la Argentina de hoy. El costo es de unos $120.000 mensuales, según me comentaba la mamá. El elevadísimo monto de la atención de aquellas terribles enfermedades es solventado por la obra social de los empleados de comercio y por la Nación Argentina, en partes iguales.

O sea, hoy Lionel Messi no hubiera tenido que radicarse en otro país. No, al menos por falta de atención a su problema de salud. Los tiempos han cambiado y la percepción de las necesidades de acceso a la salud y de inclusión social han evolucionado favorablemente con ellos. Así también, la desocupación bajó a menos de un 7% (se crearon 5.000.000 de puestos de trabajo) y la pobreza se redujo de un 60 a un 6% y se duplicó la cantidad de personas en la clase media, a expensas de la disminución de la pobreza. Y podría seguir mencionando diferencias.

Pero de esto, claro, no te vas a enterar por Clarín o La Nación o América o C5N.






Esteban Cámara
Santa Fe, 9 de abril de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.