viernes, 23 de junio de 2017

Bono a cien años

Tengo un conocido que se llama Gustavo, un tipo bastante culto y capaz, pero también muy ingenuo y extremadamente pequeño burgués. A eso habría que sumarle que es prácticamente inerme desde lo ideológico, o sea, no tuvo nunca ninguna formación política. Incluso se jacta de ser antipolítico… y antiideológico. Eso hace que no tenga herramienta de análisis de la realidad política. Todo lo mencionado, junto, implica que queda prácticamente inerme frente a la propaganda de los medios de la hegemonía comunicacional. Fíjense si será inocente que se la pasa diciendo que los medios “sólo reflejan la realidad”… Jajajajaja.

Yo trato de no discutir con él porque es demasiado fácil y capaz que lo hago sentirse un poco nabo, se pone mal. Desde hace un tiempo trata de evitarme, tan es así que me bloqueó en Facebook…

Para muestra les dejo esta conversación que tuvo con un amigo en común, Carlitos, que es un poquito más avispado.

Carlitos: El gobierno nos endeudó a 100 años.
Gustavo: Me imagino que debe ser para hacer alguna obra crucial.
Carlitos: NO. 
Gustavo: … (cri cri).
Carlitos: Ejem!
Gustavo: (no sabiendo qué mas decir intenta un manotazo de ahogado). Ok, viendo el buen concepto que logra el gobierno de Macri, a diferencia del de los Kukas, debió obtener una muy buena tasa de interés.
Carlitos: No, al revés. Vamos a pagar bastante más que, por ejemplo, Mexico. Mexico va a pagar dos puntos y algo menos, anual. Imaginate, en un siglo, eso implica más de un 200% MÁS.
Gustavo: … (cri cri).
Carlitos: Ejem!
Gustavo: … (cri cri).
Carlitos: … (¿?). (Lo interroga con la mirada. Gustavo no es un tipo de quedarse callado y alguna justificación siempre trata de encontrar para lo que hace el gobierno actual).
Gustavo (luego de un largo silencio tratando de encontrar algún argumento): ¿Estás seguro que no es para financiar alguna obra crucial para el desarrollo del país?
Carito: Totalmente. No hay ninguna obra prevista.
Gustavo: … (cri cri)
Carito: Ejem!
Gustavo: … (cri cri)
Carito: … (¿?). (Lo interroga con la mirada. Gustavo no es un tipo de quedarse callado y alguna justificación siempre trata de encontrar para lo que hace el gobierno actual).

Finalmente:
Gustavo: ¡Huy, disculpá, se me hace tarde para llegar al super!

Carito se queda inmóvil, primero lo mira con asombro y después sonríe y se va.

En realidad, el préstamo (como los anteriores 100.000 millones de dólares de deuda que generaron en apenas un año y medio de gobierno) es para financiar el déficit fiscal y la emisión y pago de Lebacs. O sea, bicicleta financiera. Los fondos en dólares entran, y compran Lebacs. Hasta ahí, Gustavo diría “…es una gran herramiento del gobierno para captar dólares”. 

El problema es que, por ejemplo, si un financista compra lebacs por un millón de dólares, a los 6 meses el financista los vende y obtiene mucho más, algo así como 1.122.500. Y, como por otra herramienta del gobierno actual puede sacar hasta 5 millones de dólares por mes (¡CADA PERSONA!), esto implica una fuga neta de 245.000 dólares, de cada millón invertido/año. Unos 50.000.000.000 de dólares se han fugado del país en este año y medio por esta vìa y otras similares.

O sea, esta deuda, que vamos a pagar nosotros, nuestros hijos y nietos… y hasta nuestros bisnietos, es solamente para financiar la fuga de dólares y el enriquecimiento desmedido y fraudulento de la gente del gobierno, sus familiares, amigotes y demás deudos.



Esteban Cámara
Santa Fe, 22 de junio de 2017

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.