jueves, 11 de febrero de 2016

Regalo del día de Darwin

Hace algunos años me llegó un correo de una amiga postulando que la violencia, el delito y la droga se debían a que en las escuelas no se rezaba más.


Mi respuesta fue que los militares que secuestraron a mi hermana tenían un crucifico sobre sus despachos y que los jerarcas del genocidio argentino de los años setenta eran de comunión y misa pública. Los jerarcas de la iglesia siempre se negaron a excomulgarlos, aún a sabiendas de los horrores que causaron, mientras le negaban la comunión a un ... ¡divorciado! Y en esto debemos incluir al actual papa, Francisco,


Y que también los culpables del genocidio de los pueblos originarios americanos vinieron amparados por la religión. Lo mismo que quienes quemaron vivo a Giordano Bruno y a varios miles más.

O sea que no, que evidentemente la religión cristiana no era fuente de moral ni disminuía la violencia.

La respuesta a estos argumentos fue la victimización (¡siempre me lo hacen!):

- "Vos te burlás de mis creencias". Me dijo. Bueno, yo sólo dije un par de verdades, el ridículo viene de parte de la creencia...

En fin, mañana 12 de febrero conmemoramos un nuevo aniversario del nacimiento del genio enorme de Charles Robert Darwin y quiero regalarles esta traducción mía del siguiente artículo. Y una pequeña yapa...

-----------------------------------------------------------------------------

Revelación del Día de Darwin: La evolución, no la religión, es la fuente de la moral.

De Clay Farris Naff (ver más datos al final del artículo)

Mientras el mundo celebra el Día de Darwin, gran parte de la humanidad todavía se niega a aceptar la evolución.


Los creacionistas pretenden que sus argumentos son científicos. Sus mensajes están llenos de gemas de razonamiento como esta "Si la selección natural fuera verdad, los esquimales tendría pelaje suficiente como para mantener el calor, pero no lo tienen." Sí, supongo que si los antepasados de los inuit hubieran andado desnudos podrían haber evolucionado a tener pelaje o más probablemente, hubieran perecido. Pero no eran idiotas, así que fueron vestidos con pieles. Eso no quiere decir que sus adaptación al duro clima ártico fuera del todo cultural. La cara inuit muestra evidencia de cómo trabaja la selección natural: mejillas regordetas y altas, y párpados gruesos sirven para proteger los ojos de los vientos helados y el deslumbramiento.



Las discusiones sobre la evolución tienen poco que ver con la ciencia. Mientras los creacionistas refritan viejas 'lagunas' en el registro fósil, ignorando abundante nueva evidencia que apoya la teoría de Darwin, la genética ha rugido, proporcionándonos una rueda filogenética detallada de la vida.


La ciencia ha demostrado que los genes pueden migrar de especie en especie. Los científicos han podido observar como funciona la selección natural en el surgimiento de nuevas especies

Si la evolución se demuestra inequívocamente por esta vía (y así es), ¿por qué la pelea continua? Para responderla, nos remitiiremos al querido profesor de geología de Darwin, Adam Sedgwick de la Universidad de Cambridge. Luego de leer El origen de las especies, Sedgwick, un devoto cristiano, escribió a Darwin:


Esta visión de la naturaleza que ha expuesto admirablemente [está] admitida por todos los naturalistas y no puede ser negada por nadie con sentido común. ... [Pero] Es la corona y la gloria de la ciencia orgánica que lo logra ... vinculando lo material a lo moral ... Si fuera posible (que gracias a Dios no lo es) romper ese vínculo, la humanidad en mi mente, sufriría un daño que pudiera embrutecerla- y hundir a la raza humana en la degradación ...

Ahí lo tienen: el miedo elemental de que la creencia en la evolución hará que la moralidad humana colapse. Ese miedo se basa en un potente supuesto: que la moral nos viene de Dios a través de la religión. Esto es falso. Es demostrablemente falso

Si la religión fuera el correo de Dios, que entregó un paquete de leyes morales para la humanidad, uno esperaría que la moral fuera un conjunto único y consistente. Sin embargo, cada religión incluye leyes únicas que los no adeptos encuentran desconcertantes o repugnantes. El hinduismo tiene sus "intocables". El Budismo (como se entiende por muchos) rechaza los ciegos de nacimiento o con otras discapacidades a causa de '...mal comportamiento en sus vidas pasadas'. El Judaísmo, el Islam y el cristianismo tienen sus rarezas: la ley de Judaísmo prohibiendo mezclar la carne y los productos lácteos, la prohibición del Islam respecto del arte figurativo, y la bebida ritual de la "sangre de Cristo" en el cristianismo, por ejemplo.

Estos hechos no evidencian directrices morales claras por parte de Dios. Y no sirve de nada argumentar que una religión es correcta y las otras falsas, porque no hay una interpretación coherente de la moral, ni siquiera de los preceptos centrales tales como "No matarás" -dentro de cualquier religión importante. Pero quizás sí debamos considerar a Dios como dador de la ley, atendiendo a la terquedad y estupidez humana.

Lo sentimos, pero no mejora. Si la religión fuera el vehículo de la moralidad, entonces, los ateos, los no afiliados a ninguna religión, y los que nunca han oído hablar de las leyes de Dios, deberían mostrar un comportamiento moral comparativamente inferior. Y no es así.

El asesinato es seguramente el más atroz de los actos inmorales, sin embargo, nos encontramos con que los países con las tasas de homicidios más bajas son los que tienen las tasas más bajas de religiosidad: Suecia, Japón, Gran Bretaña y la República Checa, por nombrar algunos. Las tasas de asesinato en la Europa medieval, cuando la religión fue el gobierno universal, decuplicaban las tasas modernas. Dentro de los EE.UU., los estados que tienen las tasas más altas de religiosidad también tienden a tener las tasas de homicidio más altas.

El homicidio no es una excepción; este patrón se mantiene por otros delitos. ¿Acaso estamos confundidos por el 'efecto riqueza'? Nop. Vietnam es un país pobre (PIB per cápita $ 5.000). Es moderado tanto religiosamente como en cuanto a los asesinatos - pero aún así tiene una tasa de homicidios más baja que la más rica y más devota Estados Unidos.

Entonces, ¿de dónde viene la moralidad?: Evolución. Esto es lo más cercano ṕosible a la ciencia cierta. Ciertos conceptos universales humanos (http://condor.depaul.edu/mfiddler/hyphen/humunivers.htm) son una muy buena evidencia para un nuevo comienzo. Resulta que la prohibición del asesinato se encuentra en todas las culturas conocidas. Por supuesto que hay individuos tales como narcotraficantes, dictadores y fanáticos, por ejemplo, que utilizan el asesinato como una herramienta de su comercio, pero son excepciones.

La mayoría de los conceptos 'universales humanos' no son asuntos morales. Bromas, herramientas y estética no tienen valencia moral inherente. Que podamos tomar algunos comportamientos como moralmente relevantes es una pista. Es remarcable el hecho de que hemos evolucionado instintos morales. De raíz ellos son la empatía, el asco y la equidad.

Esto va más allá de lo humano. Experimentos con monos capuchinos muestran que tienen un sentido de equidad. Si se ofrece a un individuo un tratamiento desventajoso respecto de su vecino, va a gritar de la ira. En el lado más suave, los experimentos muestran que incluso la humilde rata consolará a un compañero doliente, y delfines, elefantes y otros son conocidos por hacer lo mismo.

¿Cómo podrían tales comportamientos haber evolucionado en el mundo de la supervivencia del más apto? Un gran error es creer que la evolución es estrictamente "naturaleza de sangre en dientes y garras." Por supuesto, las pulsiones de competencia están en el corazón de la evolución, pero inmediatamente son vencidas por el beneficio de la cooperación. Como prueba basta con tocarse el pecho: su corazón es una galera de remeros bien dispuestos que tiran juntos durante décadas para dar a sus genes la oportunidad de estar presentes en la siguiente generación. La cooperación está en todas partes, especialmente en las especies sociales como la nuestra.

Así también, por supuesto, hay egoísmo. El camino evolutivo a la moral, a continuación, se ejecuta a través de los beneficios mutuos que se producen cuando los miembros de un grupo cooperan no sólo para el cuidado de familiares y proporcionar seguridad alimentaria, y luchar contra grupos rivales, sino para suprimir los malos actores dentro del grupo. Ponga todo esto junto, y usted tiene los principios de la moral; amor, compasión, bondad, fidelidad, y generosidad son sus brotes y hojas. Añada el poder del lenguaje humano, el pensamiento abstracto, y los contratos sociales, y se obtiene el surgimiento de una civilización capaz de progreso moral.
Las religiones antiguas probablemente incrementaron la moral. En medio de los escombros rituales de los mandamientos en la Biblia y el Corán hay mandatos morales, tales como Éxodo 23: 5: "Si tú ves el asno del que te aborrece caído debajo de su carga ... debes ayudarlo."

Hoy, sin embargo, el problema con la moral religiosa es evidente: quedó congelada en el tiempo. Si la moral bajó del monte con Moisés a través de la pluma de un ángel, el progreso moral pierde sentido. Este es, precisamente, el standard que toman ISIS y los fundamentalistas cristianos.

Rechazar esa posición no requiere que uno sea ateo. la evolución moral es consistente con la evolución teísta, una posición mantenida por alrededor de un tercio de los estadounidenses. Pero sin duda el reconocimiento de los orígenes evolutivos de la moralidad nos ayudará a revivir el concepto de progreso moral. De lo contrario estamos atrapados mirando a la Escrituras como quien atiende mensajes de texto mientras conduce un auto.


Clay Farris Naff es un periodista científico con base en Lincoln, Nebraska, y es corresponsal del Magazine de ciencia humanista y religión. Es el autor o editor de numerosos libros, incluyendo "¡Liberen a Dios, Ya!" su última obra.


Traducción de Esteban Cámara.

------------------------------------------------------------------------------

A manera de regalo, todo por el mismo precio, ¡"Argumentos" creacionistas!:

* Si el hombre "desciende del mono" ... por que todavia hay monos?

Esto sólo tiene sentido si usted cree que la evolución es algo así como cuando todo un pueblo decide asistir al carnaval local... A ver: no es como si de pronto todo una especie dijera:

- Che, ¿y si sustituimos adenina por timidina en tal posición y entonces el triplete codifique el aminoácido arginina en vez de lisina en aquella proteína? Así nuestro cerebro mejoraría drásticamente y podríamos resolver ecuaciones diferenciales...

No, no es así.

El motor de la evolución es el azar, motivado por cierta ligera fragilidad del mecanismo de transcripción de ácidos nucleicos. Una millonésima, o tal vez menos, de las mutaciones produce una mejora en cualquier aspecto y esa mejora le da a ciertos individuos una ventaja evolutiva. El resto de la especie original permanece y puede, o no, continuar su historia hacia el futuro. Todo esto para no hablar de cladogénesis...

Ah, y el hombre no "desciende del mono" sino que, todos nosotros, los monos-humanos y los "monos-monos" tenemos un ancestro común.

* Si el ser humano viene de africa, por que el africa no es el continente mas desarrollado?

A esto lo leí yo como objeción al hecho científico de que el homo sapiens, como muchos de sus ancestros, se originó en áfrica. Es fascinante porque mezcla oposición a la evolución de la especie humana con ... racismo. 

Bueno, el desarrollo económico se debe a una multiplicidad de factores: geográficos, tecnológicos, culturales, sociales y políticos. La antigüedad de una sociedad jamás ha sido vista como factor de progreso. Peor aún, las sociedades pueden involucionar y decaer por sí solas.

* Se encuentra un hueso de cánido (de la rodilla creo) de 2.5 millones de años y es igual al de los cánidos actuales, ¿por qué no evolucionó mas? (entendiendo que porque ese hueso en particular no cambio con el tiempo los "perros" (sic) no siguieron evolucionando)

La evolución no es un proceso homogéneo (sí lo es la frecuencia de mutaciones): cuando un determinado órgano, tejido o molécula llega a ser lo suficientemente eficaz y estable, su uso en la naturaleza puede conservarse. De hecho, ocurre hasta con las especies completas: los cocodrilos hace 250 millones de años que son como lo son hoy.

* El argumento de "la falta del eslabón perdido" entre el mono y el hombre.

Bueno, esto fue una idea de un señor, periodista y muy religioso, pensado como para oponerle a la evolución, la que recién se planteaba. O sea, la idea que nunca fue científica tiene ya siglo y medio. Dejémosla morir en paz.

Ya hasta me parece graciosa la idea de buscar un animal intermedio entre monos y "humanos" (que como ya lo dije, somos parientes cercanos pero no antecesores y descendientes). El hombre no desciende del mono y, fósiles de especies que parecen intermediarias entre nuestros ancestros un poco más simiescos (no mucho) de hace unos 6 millones de años y nosotros, han aparecido por docenas. Y van a seguir apareciendo porque el camino evolutivo es bastante gradual y lleno de bifurcaciones y callejones sin salida.

* ¿Por qué la inteligencia se desarrolló en un único animal? (sugiriendo que la inteligencia, al menos, ya que la evolución no se puede negar, tiene un origen divino). Es incorrecto, y antropocentrista, pensar que el único animal inteligente es el hombre. Perros, gatos, pulpos, loros, delfines y todos los animales con cierta complejidad tienen alguna forma de inteligencia. No es un fenómeno único de la especie humana y creer esto no habla bien de la inteligencia del portador de la idea.




Esteban Cámara

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.