lunes, 19 de enero de 2015

Los que no son Charlie

Los miedosos que se asustan con su propia sombra y claudican ante el poder y la violencia.

Los relativistas morales, que creen que porque muchas personas se crean cualquier estupidez, entonces hay que respetar esa basura y permitirle que nos pongan reglas a los demás. Esta mierda ya causó una treintena de muertos. Realmente ¿piensan que debemos amoldar nuestras mentes a la presión de los fanáticos? Yo prefiero morir con mi pensamiento libre, como Charb.

Los 'papafrancisco' y todos los que creen que una superstición idiota es más importante que la vida de un ser humano.

Los que confunden caricaturas con misiles y hablan de que "hay que entender a los habitantes de pakistán o afganistán que están siendo bombardeados desde hace mucho". ¿Y qué tienen que ver las caricaturas con eso? En todo caso, ¿por que no actúan contra los que disparan los misiles y dejan a los caricaturistas en paz? Si al menos las caricaturas contuvieran un sólo elemento de odio étnico... Pero no, sólo se refieren a la religión. Y, la gente de esos países (a lo que podríamos sumar Gaza, Siria, Irak y tantos otros) jamás se hubieran enterado de ellas. Además, los asesinos ni eran de esos países, ni siquiera cercanos. Eran franceses con ascendientes Argelinos. Esto no fue operado ni remotamente con algo motivado por el colonialismo sino sólo por el odio y la intolerancia religiosa. Las masacres de Gaza, Siria, Irak y demás no tienen nada que ver con Charlie Hebdo. Al Qaeda, Boko Haram, Talibanes y Estado Islámico jamás operan contra Israel y responden a Arabia Saudita, el país más férreamente alineado con el imperialismo occidental.

Los antiimperialistas de taxi, que vociferan las mismas barbaridades contra los pueblos dominados que los colonialistas de ayer hoy y siempre, pero al revés. Particularmente, los que infravaloran determinadas vidas ... igual que los imperialistas.

Los que piensan que un caricaturista merece que un sicario al servicio de 'vaya a saber quien' lo parta al medio con una ametralladora. Los que contraponen a un tipo armado con un lápiz y un pedazo de papel a un sicario armado con una AK47, como si fuera una pelea justa.

Los que se dejan operar por los medios, los que se creen operetas de prensa como la de "el dibujante echado de Charlie Hebdo por una caricatura antisemita" (ver nota al final) y hablan de doble moral. Doble moral sería si alguien hubiera sido asesinado por Charlie Hebdo o sus responsables. Parecen los defensores de los genocidas argentinos que hablan de venganza por los juicios y las condenas a los asesinos de la dictadura militar. Venganza sería si los hubiéramos secuestrado, torturado, robado a sus hijos, asesinado y ocultado las pruebas.

Los que hablan de doble moral porque un payaso negacionista y neonazi fue encarcelado la decir "Yo soy Charlie Coulibalí" (Amedy Coulibalí asesinó a 4 personan defendiendo a los asesinos de otras 12). La apología del delito tiene esos costos y no está amparada por la libertad de expresión.

Los que confunden esta masacre como un problema de "Libertad de prensa, ese invento del neoliberalismo". No, no es ni siquiera un problema de libertad de expresión (a la que sí valoro), sino de un valor mucho más elevado. Los dibujantes y columnistas de Charlie Hebdo no fueron impedidos de publicar o producir: fueron masacrados, acribillados. Se les impidió volver a producir o publicar NUNCA MÁS, se les privó a sus seres queridos de decirles te quiero. Se les impidió volver a amar y abrazar. ¿Y todo por qué? ¡POR UNAS CARICATURAS! Lo que se lesionó aquí no es, solamente, la libertad de expresión. Aquí se atentó contra el derecho a la vida, valor mucho más elevado. Los que alguna vez nos mintieron posando como que defendían los derechos humanos deberían repasar la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La derecha neofascista como le pen, a quien siempre les molestaron las caricaturas contra el fascismo y contra los que pretenden eliminar a los diferentes.

Por mí, todos los que "No son Charlie Hebdo" se pueden ir todos juntos a cagar.




Para más precisiones, vean mis artículos anteriores, en este mismo blog: 
El valor de una vida.
Je suis Charlie, aussi.




Nota: en el año 2008, el caricaturista Siné publicó una crónica que decía más o menos así: Jean Sarkozy (hijo del entonces mandatario francés), recientemente casado con una rica heredera judía, es capaz de convertirse al judaísmo para heredar la fortuna. El chico va a triunfar en la vida (« Jean Sarkozy, digne fils de son paternel et déjà conseiller général de l'UMP, est sorti presque sous les applaudissements de son procès en correctionnelle pour délit de fuite en scooter. Le Parquet a même demandé sa relaxe ! Il faut dire que le plaignant est arabe ! Ce n'est pas tout : il vient de déclarer vouloir se convertir au judaïsme avant d'épouser sa fiancée, juive, et héritière des fondateurs de Darty. Il fera du chemin dans la vie, ce petit!). Denunciado a los tribunales por un activista contra el antisemitismo es despedido por el entonces director del semanario, Philippe Val, "para evitar un juicio". Finalmente, el dibujante declarado inocente. Poco después, Val (a quien se acusa de haberse desviado fuertemente hacia la derecha) renuncia a la dirección de Charlie Hebdo. El mismo Siné declararía que la rescisión de su contrato se debió a las añejas diferencias políticas y personales (de Siné y otros artistas de Charlie Hebdo) con Philippe Val, particularmente el affaire Clairstream, un escándalo financiero. Dejemos de hablar de pro-sionismo, ya nos parecemos a ... ¡medios como Clarín!   


Fuentes: http://fr.wikipedia.org/wiki/Sin%C3%A9#.C3.89viction_de_Charlie_Hebdo 
http://fr.wikipedia.org/wiki/Affaire_Sin%C3%A9



Esteban Cámara

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.