martes, 4 de marzo de 2014

No descuidarse frente al fascismo

Estamos asistiendo a un rebrote del fascismo a nivel mundial. En Ukrania han llegado prácticamente a tomar el poder con la excusa de ingresar en la Unión Europea. Ukrania se llenó de mercenarios europeos a sueldo de las potencias europeas y EEUU. Sus métodos son violentos y no difieren mucho de los utilizados en Alemania a principios del siglo XX. Tampoco sus símbolos.


En Venezuela también lo han intentado, aunque aquí no les fue muy bien que digamos. Pero sospecho que lo van a seguir intentando.

En Grecia y Francia los grupos fascistas están alcanzando niveles de penetración política sólo compatibles a los de las décadas del 20 y del 30. En España, gobiernan en la alianza del PP.

Es notorio de un tiempo a esta parte la actividad de defensores de Franco, Mussolini y Hitler en las redes sociales. Lo vengo viendo cada vez más frecuentemente y no creo que esto sea totalmente espontáneo. No creo que sea espontáneo, me temo que aquí hay fondos, capacitación y logística de las usinas de las que difunden y organizan el tipo de “golpe blando”: Gene Sharp y la Fundación Albert Einstein (el que les vomitaría en la cara de resucitar). Entre muchas otras fundaciones y ONG's que son la nueva cara visible de la CIA y el pentágono.

La mayor parte de, si no todos, esos grupos fascistas, violentos o no, son apoyados y financiados por la derecha mundial y los EEUU, que ven con preocupación la declinación de la que era por lejos, indisputablemente, la potencia mundial hasta hace un par de décadas, sumando su propio agotamiento y el surgimiento de dos contendientes serios, como Rusia y China.

Hace poco, los gobernantes de USA amenazaron con atacar a Corea del Norte (en su lógica de matón internacional que debe mantener con miedo al resto de los súbditos) hasta que China le dijo, amable pero firmemente, que se quedaran tranquilos, que no había amenaza por parte de Norcorea. EEUU se calló la boca.

Luego vino la acusación contra Siria de haber usado armas químicas en la guerra que el gobierno sirio mantiene contra grupos fundamentalistas (Al Qaeda, nuevamente aliado de superficie de USA, ya cumplida su misión de “adversario”-justificador de la intervención yanqui sobre el petróleo Iraquí) y mercenarios europeos pagados por … adivinen quién. Entonces aquí habló Rusia y su mensaje no fue ya tan educado. EEUU (que amenazaba bombardear con el aval de las pseudodemocracias europeas, hambrientas del petróleo que palie sus crisis de inequidad y gula financiera en beneficio de las minorías), nuevamente y para sorpresa mía y de muchos, se mandó a callar. 

Nunca en las últimas cuatro décadas USA se le ha animado militarmente a un país mediano o grande. Sí a Grenada, Panamá, Iraq (desgastado por la guerra y los enfrentamientos internos), etc. Ni siquiera se le ha animado a la pequeña Cuba. Hoy saben que están más débiles que nunca y tienen, no uno (como en la guerra fría) sino dos enemigos poderosísimos. 

En este ordenamiento geopolítico es crucial para EEUU retomar el control de la insubordinada Latinoamérica y especialmente el petróleo de Venezuela, reservas tan enormes y tan cercanas. Ecuador, Bolivia, Brasil y Argentina no se deben confiar y deben seguir apoyando a Venezuela contra la agresión del imperio. Creo que pueden hacer mucho más que lo actuado hasta ahora.

Hay que establecer en América Latina un muro cultural y militante contra el fascismo y su impulsor, USA.





Esteban Cámara

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.