viernes, 28 de febrero de 2014

Lunfardo para Cuba

Un nuevo amigo de Facebook, proCuba como yo, me mandó estos dos poemas en homenaje a aquel país y sus héroes.



Están escritos en lunfardo que, como explica su autor, Alberto Felipe Ortiz es "... un lenguaje inventado por los delincuentes argentinos para que la policía no comprenda. Luego, con tantas dictaduras militares en Argentina, el argot se hizo popular, aunque algunas palabras no lo son tanto.", explica Alberto. Es muy usado en las letras de tango.

Los Cinco

Si los cinco son las tetas
en jergas de lunfardías,
el chocarlos es de gomías
en la parla popular,
cocinero en la quiniela,
y hoy son cinco en la porfía,
que se jugaron la vida
frente al maula criminal.

Se fueron para ese súper
donde mercan con la vida,
se hace el justo la mentira,
y se vive de ficción.
Donde reina el ignorante,
quien a pueblos amasija,
al terror le da cobija,
y es un culto la traición.

Dejaron sus pibes, sus viejos,
el barrio, la cita, el horario, pareja y pasión.
Gomias, las charlas, el bar literario,
“¡Bodega del diome!” mojito y canción.

¡La mano tendida, el mar cristalino!,
la vida empardada, y la lealtad.
¡Rodearse en la “yeca” de ilustres vecinos!
bañados del oro que da la igualdad

Jugados de puro poguas
con la fija bien debute,
se jugaron la osamenta
en la boca del león.
Se metieron entre mafias
¡contra tantos farabutes!,
dando cana a escruchantes,
y asesinos del matón.

Hoy los quiere masticar
el rey de lo mas salvaje,
con usías del chantaje
a la hora de juzgar.
¡El mundo va a reclamar!
cansado ya del turraje,
juntando bronca y coraje
¡Por los cinco en libertad!

Alberto Felipe Ortiz



Che Fidel

¡Con tapín minas tovén
pudiendo ser farabute!
siempre batió ¡menefute!
no han lograo pensar en él.
Lo mismo con la temuer,
que siempre anduvo atentando,
a la que ha dejado boqueando
con un tajo entre los ojos,
el andar medio bichoco,
y la guadaña arrastrando.

No dejó la hoz de segar
el trigo para el marroco,
ni el martillo para el coco
del clavo que hay que clavar,
el broli para educar,
la pluma junto al fusil,
por si a caso algún gil,
del cafishio más vecino
olvidando a lo Cochino ….
se le da por invadir.

Con ochenta sobre el lomo
y la zapan media clueca,
al matón le hace gambeta,
y el mundo festeja a coro.
Le pegó…¡hasta por los codos!
y él, siempre se quedó erguido
nunca se lo vio engrupido
y chimentan los creyentes,
¡que es un milagro presente
del justo frente al ladino!

Nos engayola en la fe
¡derecho es sin engrupe!
Y de guapo bien debute
comanda con sensatez.
. . .¡En victorias tiene al Che
en el recuerdo a su lado!
¡y el pueblo siempre encarnado
jirafeando con valor!,
¡resiste a todo ciclón
que sople o que venga armado!

Yo te mango Che Fidel,
no te espiantés todavía,
que sin padre quedaría
----¡la parola sin doblez!
¡los pibes y el libro aquel,
¡la hoz, el trigo y el pan,
la pluma de la verdad,
el martillo y el fusil. . . .
y festejando ese gil
del imperio criminal!


Autor: Alberto Felipe Ortiz

Glosario:

Maula: cobarde
Gomías: amigos
Súper: supermercado, comercio (con "Ése súper", el autor refiere a U.S.A.)
Mercan: trafican
Amasijo: asesinato
Diome: medio (Bodega del diome es la Bodeguita del medio)
Empardada: pareja
Yeca: calle
Pogua: guapo
Farabute: traidor
Escruchante: ladrón violento
Turraje: gente de mal vivir
Toven: guita 
Menefute: no me importa 
Tapin: pinta 
Minas: mujeres 
Temuer: muerte 
Bichoco: cansino 
Marroco: pan 
Broli: libro 
Engrupido: vanidoso 
Zapán: barriga, tripas
Clueca: enferma
Gambeta: esquive, finta
Chimentan: chismean, intrigan
Ladino: malo
Engayola: nos apresa 
Engrupe: engaña
Debute: excelente
Mango: pido (como "yo te pido")
Espiantar: irse (no te espiantés: no te vayas)
Gil: bobo 
Jirafeando: dícese de la linterna de 6 elementos que ilumina desde arriba enfocando a la "María": la caja fuerte. 



Datos del libro: 

Mi prontuario: tangos y poemas para la utopía, de Alberto Felipe Ortiz, ISBN: 978-987-27066-0-9, editorial: ECO Ediciones de la Cooperativa de Trabajo Red ECO

año de edición: 7/2011 


Esteban Cámara


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.