martes, 29 de octubre de 2013

Antielegía de la amistad

"Los amigos son esos tipos con los que uno está cuando está aburrido. Aquellos con los que uno va a una pizzería", o algo así decía Alejandro Dolina.

Es una definición muy vaga o inexistente ésta de "amigos". Yo la suelo especificar como "aquellos que se ven sin obligación de hacerlo". Creo que es muy exacta. Pero en estos posmodernos tiempos parece ser más bien: "aquellos que se emborrachan juntos". Bien, por algo nadie jamás define la amistad, porque es tantas cosas que no es nada.

Nunca se me dio bien esto de la amistad a mí. Alardeo de (creo, declamo, postulo) ser un tipo intenso o muy intenso y el tipo de relación descomprometida y light que es la amistad, la verdad, no me va.

Nunca tuve buenos amigos. Los que se han definido como "grandes amigos" míos suelen fallar como relojitos suizos cuando yo preciso que me ayuden a mudar una mesita de luz o cuando en medio de un desastre emocional les pido que se vengan una tarde por mi casa a tomar unos mates para no sentirme solo.

Precisamente, cuando uno tiene que pasar la noche internado y con ayuda, el que pasa el mal momento con uno siempre es la pareja. O el padre, madre, hijo, sobrino o tío. Nunca es aquel por el que uno los ha dejado más de una vez a ellos...

Es lógico en esta posmodernidad que la amistad, esa relación tan descomprometida y líquida, sea tan sobrevalorada. 

-"Me voy a la despedida de Fulanita", se escucha decir. -"¿Y quién es?", -"Creo que es la prima o la cuñada de Menganita... No puedo faltar". En fin.

En estos días también se les llama amigos a esos contactos del facebook a quien uno no conoce personalmente y que jamás lo va a hacer.

Las mujeres suelen decirte que te quieren como amigo ... cuando no te quieren como pareja (sobra el 'como pareja', ¿no?). He intentado sinceramente (intensamente, para variar) ser amigo en aquella difícil situación, pero he comprobado que es mentira, gente. Lamento decirles, pero es menester que les avise. Es simplemente para decirte que no te quieren como pareja (nuevamente redundo). Lo lamento, pero creo que todos lo sabemos.

"Le cambio a todos mis amigos por media novia", decía también el genial y grandemente admirado negro Dolina. ¡Cuánta verdad!

El amigo es el tipo con el que te dejás de ver de un día para el otro, sin motivo ni aviso y al encontrártelo diez años más tarde te dice cosas como:

-"Estás más gordo, o más flaco. o más canoso, o más pelado, o más viejo"...
-"Me hice una pileta en casa". Vale tambien "Me compré una quinta" o "Tengo auto nuevo"...

Y a estas cosas yo, particularmente, me las paso por el culo, si me disculpan.

Que tengan un gran día, gente.






Esteban Cámara

1 comentario:

  1. Mas allá que coloques el "anti", al leer tu texto, la elegía está candente en toda la prosa...lo corrobora cuando escribes que eres un tipo "intenso" y con tu relato te pusiste en evidencia, que realmente es tu dolor...tu lamento...comparto algunas textualizaciones, otras no...porque son las historias, la biografía y la singularidad que nos define...

    ResponderEliminar

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.