jueves, 25 de julio de 2013

Los dos 26 de julio

26 de julio de 1952-Argentina.

En ese triste día fallecía de cáncer la compañera Evita (María Eva Duarte de Perón, la chola, la negrita), a la edad de 33 años. Férrea defensora de los más desprotegidos, de los niños, de las mujeres, de los más humildes luchó fuertemente por ellos. No muchos saben que ella organizó a las mujeres como un partido aparte, el partido peronista femenino. Aún más, Evita logró que se reconozca a las mujeres el derecho al voto.

Ella sentía profundamente, desgarradoramente las injusticias y era capaz de luchar contra ellas sin cuartel, luego habría otro argentino muy parecido en eso: el Che. 

"Solamente involucrándonos con el dolor, viviendo y sufriendo con los pueblos, cualquiera sea su color, raza o credo, se podrá realizar la enorme tarea de construir la justicia que nos lleve a la paz. Bien vale la pena quemar la vida en aras de la solidaridad si el fruto será la paz del mundo y su felicidad aunque ese fruto madure, tal vez, cuando nosotros hayamos desaparecido." Fragmento de discurso de Evita en el Puerto de Vigo, España, 1947.

Evita fue la artífice principal, el motor de la acción social en la Argentina del primer peronismo. 

Una frase peronista dice: Perón cumple, Evita dignifica. Y esto era, definitivamente, así: Perón era el que hacía, el que gestionaba y conducía; Evita marcaba el camino de la dignidad, velando fundamentalmente por los que no tenían voz, de tan marginados.

No hubo nunca entre ellos la menor fractura, ni la menor divergencia. Por eso hoy se escucha a muchos gorilas decir cosas como que preferían a Evita, porque Perón era más derechista o esto o lo otro. O a la inversa. Pero ésta es sólo una maniobra divisionista, son cuñas que intentan meter los enemigos para fracturarnos. Yo he escuchado decir cosas como esas a  tremendos gorilas. No obstante, no hubo entre Perón y Evita ni la menor rencilla, ni la más mínima fractura como para que intenten separarlos porque, como dice aquella frase citada, Perón era el acto, Evita el sentido de ese acto.

En el postrer Mi Mensaje, que recién se conoció por estos años, Evita, moribunda, desvela su ferviente credo antiimperialista:
"A Perón y a nuestro pueblo les ha tocado la desgracia del imperialismo capitalista. Lo he visto de cerca en sus miserias y crímenes. Se dice defensor de la justicia mientras extiende las garras de su rapiña sobre los bienes de todos los pueblos sometidos a su omnipotencia... Pero más abominables aún que los imperialistas son las oligarquías nacionales que se entregan vendiendo y a veces regalando por monedas o por sonrisas la felicidad de sus pueblos."
El odio oligarca, el odio cipayo, siempre presente.
Hoy, el 26 de julio es bandera para muchos de nosotros, para los argentinos del campo nacional y popular por el recuerdo y la añoranza de Evita, que se nos fue tan joven.

26 de julio de 1953-Cuba


Huellas que quedan hoy, 2013, 60 años después del intento de copamiento. Foto: Esteban Cámara

En esa querida islita del caribe gobernaba Batista, un corrupto y sangriento dictador, tanto o más corrupto que gobiernos anteriores que habían terminado llevando a Cuba a convertirse en el prostíbulo de la mafia de los Estados Unidos. En la Cuba de esos años se vieron escenas de degradación colonial difíciles de superar y casi inéditas en la región en el siglo XX.

Fue así que un 26 de julio de 1953, un grupo dirigido por Fidel Castro intentó tomar el cuartel Moncada de la ciudad de Santiago de Cuba. Fracasaron, pero en su alegato, el abogado Fidel Castro demostró la situación de miseria de los cubanos sometidos a gobiernos corruptos y serviles a los intereses yanquis. Fidel fue condenado y luego amnistiado y deportado a México desde donde volvió con un grupo revolucionario en 1956 en el yate Granma y desembarcaron en la playa Las Coloradas del extremo sureste de la isla y desde allí, al pie de la Sierra Maestra, iniciaron la revolución cubana que nos enorgullece a todos los militantes populares de esta parte del continente. Al movimiento político militar surgido del asalto al Moncada lo llamaron Movimiento Revolucionario 26 de julio.
Brazalete de la Columna 14 'Juan M. Márquez', IV Frente Oriental Simón Bolívar
Hay una relación, al menos para mí, entre estas fechas y tiene que ver con la defensa de los más débiles, con el bienestar de los niños, de las mujeres, de los más inermes por clase, por educación, por género, por lo que fuera. Quisiera unirlas en un solo grito: ¡Vivan los dos 26 de julio! ¡Viva por siempre Evita y su gesta redentora y larga vida y salud a la revolución cubana! 


Nota: Juan Manuel Márquez fue el segundo jefe del movimiento 26 de Julio al desembarcar el Granma en Playa Las Coloradas. Luego del desastre de Alegría de Pío no pudo reunirse con el resto de los combatientes y fue alcanzado y asesinado por los esbirros de Batista.


Esteban Cámara

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.