domingo, 14 de abril de 2013

Charletta y después


1-    Barrio Santa Rita, 13 de abril, calle Misiones al 5000-5100. 
Misiones al 5000, Santa Fe
Misiones 5100, Santa Fe

Está así prácticamente desde diciembre. 5 años de gobierno radical de Charletta y Corral. A fines de diciembre ante el reclamo airado de los vecinos llevaron una camionada de tierra y la tiraron al comienzo del 5100 de misiones, casi Alsina. Ahí quedó, obstruyendo el tránsito hasta fines de marzo. La calle se sigue inundando igual.

Muchos diagnósticos, mucho decir "los peronistas ladrones que estuvieron antes", muchos cordones pintados, muchas obras de imagen pero cero obras de infraestructura. Todos los amigos ñoquis que te imagines. 

Radicales y basta.

2-                 Otra historia de corrupción municipal en las gestiones Charletta-Corral: En agosto del año pasado vinieron a proponer al barrio la construcción del pavimento articulado. La municipalidad aportaría la mano de obra y los vecinos pagarían el material. $ 4.000 por casa. Primero hicieron el cordón cuneta. Demoraron una semana. Mientras tanto la gente se desayunó conque no eran 4.000, sino 6.000 pesos. Paradojalmente, los nuevos materiales, más caros, eran de menor calidad. 

Ah, "alguien" decidió que los materiales se le paguen a un determinado corralón... 
Como al vecino no le gusta que lo tomen de gil, muchos no pagaron o pagaron sólo los 4.000 iniciales. 

Acá viene lo dramático: Durante los primeros 3-4 años los vecinos del barrio habíamos rellenado con escombros, hombro con hombro, mujeres, niños y caballeros la calle. Pasó de ser un barrial en cualquier lluvia a tener un mejorado impecable, de más de medio metro de material granuloso (básicamente arena y ladrillo molido) filtrante, ni un charco se hacía por fuerte que fuera la precipitación. Entonces, en enero, empezaron a pasar las 'championas', las motoniveladoras y a sacar el trabajo nuestro de años. A más tardar al otro día ya desaparecía del barrio el material extraído. Vaya a saber adónde fue a parar. Fueron cuatro meses de pasadas de màquina y ya volvió a quedar el barro de abajo y la calle se pone intransitable con cualquier lluviecita. Al pavimento no lo ponen y no lo ponen, seguramente para presionar a los vecinos a que paguen a su amigote del corralón. Los vecinos se convirtieron en rehenes, incapacitados de llegar con su vehículo hasta su casa. Y todo por el vil negocio. Hubieran dejado el mejorado que hicimos nosotros.



Esta es la mugre que nos gobierna desde diciembre del 2007.



Esteban Cámara

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.