viernes, 16 de noviembre de 2012

Sectas y gurúes

Está en el candelero por estas horas el caso de secuestro y abuso de Coronel Suarez, Argentina, donde una persona humilde fue engañada por una pareja integrada por un "pastor" y una conocida periodista local de TV y radio, secuestrada, violada, torturada, estafada y alimentada deficientemente hasta la desnutrición y la deshidratación cercanas a la muerte.

La víctima, que trabajaba como personal de servicio doméstico de una localidad cercana, primero fue captada por el "pastor" y engatusada con esos típicos juegos de lavado de cerebro que usan todas las religiones. Luego vino el cautiverio y la estafa, en donde al parecer le habrían robado la seña de la venta de una casa, las violaciones y torturas y la alimentación con polenta y comida para perros hasta llevarla prácticamente hasta la muerte. Tan es así que le habían hecho firmar una nota de suicidio para encubrir el casi seguro asesinato, el cual al decir de los médicos que la atendieron no hubiera tardado más de 72-96 horas, dado el estado en el que se encontraba la víctima al momento de fugarse.


Una de las cosas que me llaman la atención es que la periodista, de apellido nórdico es rubia y de ojos claros, de cara casi angelical. Esto me parece sumamente metafórico porque recuerda a la utilización de la religión por parte de los europeos para desposeer a los nativos americanos de su tierra y de su futuro. Violaciones, enfermedad, hambre y asesinatos tambien formaron parte de la ecuación.



Hace pocos meses escribía que falso gurú era una redundancia: No he encontrado nadie que se presentara como gurú que no fuera un estafador, que no vendiera algo a cambio de una espiritualidad falsa, superficial. Los sucesos que salen a la luz todo el tiempo no dejan de darme la razón.


Otro aspecto gracioso es que las personas religiosas suelen manifestar que supersticion es aquello en lo que creen los otros, mientras que a lo propio lo definen como religión. Es lo mismo.


Lo malo de las religiones es que adistran a la gente a creer sin pruebas, porque "yo te lo digo", o porque está escrito en un libro "redactado por dios", según "yo te lo digo", sin argumentos, sin discusión. Eso da lugar a los abusos incluso sexuales. Muchas veces los sacerdotes violan a personas más vulnerables convenciéndolas de que es lo que dios quiere. Y después, si denuncian, los presionan con que de esa manera le harán daño a dios o a la iglesia.


El que quiera creer que crea, pero que desconfíe cuando a cambio de un sermón o de un consejo le pidan algo, el culo o la billetera o lo que sea.

Pero bueno, en definitiva, ¿no es precisamente para eso la religión, para joder a la gente, sacarle la plata y/o abusar sexualmente de ella?


Esteban Càmara

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.