martes, 13 de noviembre de 2012

El estilo Jauretche

“Jauretche en azul” de la página de la agrupación “La Jauretche”
Es bueno volver siempre a las fuentes, Y qué fuente mejor que el prócer del pensamiento nacional y popular, Arturo Jauretche. Hoy, según algunos, a los opositores hay que dejarlos que nos insulten a su gusto, nos descalifiquen y nos agredan físicamente. Y no podemos decirles nada. 
No señor, no se hacen cambios con buenos modales o, como decía Perón,  no se puede hacer tortilla sin romper los huevos. 
Precisamente en mi oficina las señoras gordas se horrorizaron con la frase de Larroque: ¿Cómo va a decir eso en el Parlamento?, clamaban las Medeas de los buenos modales. Casualmente se les escapaba el insulto previo proferido por la pitonisa demente. En fin, 'suele' fallar.
Pero por sobre todo me preocupa la sospecha de algunos respecto de compañeros por cuestiones de estilo, por decir las cosas como son sin pelos en la lengua. No me malinterpreten no estoy hablando de ir a pegarles ni a hacerles ni el diez por ciento de las barbaridades que dicen y hacen sobre nosotros. Hablo de decir las verdades sin timidez, con la mayor sinceridad.
No estoy hablando de hacer lo mismo, pero no dejemos de decir las cosas tal cual son. Es el medio pelo, el gorilaje "argentino", los que escribían viva el cáncer y se congratulaban por los 300 muertos de la plaza de mayo en 1955. Nunca vamos a poder construir algo con el gorilaje de medio pelo argentino. Esas pulsiones parlamentaristas, negociadoras, sólo buscan emascularnos, reducirnos a que transemos con la oligarquía. Me tienen podrido. 
Fuente: Diario Tiempo Argentino, Es necesario tener un pensamiento agresivo, nota de Ernesto Jauretche

Para Cristina, Arturo Jauretche es "…uno de mis preferidos"; porque admira "…el luchador, el batallador, el de los discursos vehementes…" Si para muestra basta un botón, conozcamos algunos títulos de sus libros, que son mucho más que vehementes: Los profetas del odio, Prosa de hacha y tiza, Que al salir salga cortando, Filo, contrafilo y punta; y eso por no contar ciertos artículos periodísticos: "Los tilingos en la economía", "Las señoras gordas, 'los señoros' y el Monseñor", "Tilingos y guarangos", "Moral y moralina en camiseta", "Intelectuales sociedad anónima" y tantos otros que podrían hoy herir la piel sensible de los amigos de Clarín y la SRA.

"Señores, ¡qué boquita!", protestarían los hipócritas defensores de las buenas costumbres y los modales republicanos; como esos que se rasgaron las vestiduras cuando al "Cuervo" Larroque se le disparó la bronca en la Cámara de Diputados, harto ya de tanta chicana jurídica y discursiva para obstaculizar de cualquier manera la marcha del gobierno popular. "¡Ehee… más respeto!", reclamaron los que a cada rato, si no le faltan el respeto a la presidenta de la Nación, avalan los agravios que se infligen a las mayorías populares (la AUH es para drogarse y jugar, los fondos de las ex AFJP van a la corrupción, matones acarreados a los actos oficiales por un choripán, las Netbook compraron los votos de jóvenes irresponsables, expropiaron YPF para robar… Para qué seguir mentando infamias. Corro el riesgo de que al poner en claro sin maquillaje la pobreza y malignidad de los argumentos de la llamada oposición me digan: "¡Qué falta de respeto a las instituciones!").
Don Arturo, en su momento (Los profetas…), sufrió los mismos insultos y descalificaciones. En sus palabras: "Pido disculpas al lector si encuentra agresividad en algunas partes del texto. Yo entré al debate de buena fe, conociéndolos adversarios, y prevenido sobre el pensamiento colonialista que representan. No esperé de ellos revelaciones sobre las raíces profundas de los males que nos afligen, pero soy un combatiente, y entre combatientes vivo y fui a su lectura esperando la crítica como el resultado de meditaciones hechas en la serenidad del laboratorio o del gabinete de investigación. Preveía conclusiones falsas. Pero sólo han salido a las puertas los tachos de los desperdicios. La injuria a personas y a íntegros estratos sociales, la incapacidad total, más que para comprender, para ponerse en actitud de comprensión. Y un fárrago increíble de analogías disparatadas y asimilaciones imposibles, es el contenido único de esos basureros, volcados sobre el país entero, sobre su pasado, sobre su presente y ¡ay!, sobre su futuro."
 Es oportuno enunciar una de las fórmulas que explican la obra jauretcheana: "Es necesario tener un pensamiento agresivo." Un pensamiento de nuestro tiempo, sí, nada más lejos de reivindicaciones anacrónicas; pero que no negocie ni renuncie a ninguna de nuestras convicciones; que no se deje acobardar por la salvaje ofensiva gorila; que rechace las tentaciones de los honores y prestigios cipayos; que se atreva a convencer, simplemente, porque tenemos razón: el buen sentido de los que tienen menos que desaprender está de nuestro lado. Un pensamiento que, en esta hora de combate por adelantar camino hacia el futuro, devuelva golpe por golpe a la reacción conservadora. 



Sobre Ernesto Jauretche

Nació el 24 de enero de 1939 en la Capital Federal.
Periodista, escritor, investigador histórico.

Fue militante de la Resistencia Peronista, y dirigente de la Juventud Peronista.
Miembro del Consejo Superior del Partido Justicialista presidido por Héctor J. Cámpora, con quien llevó a cabo la campaña electoral que culminó con la victoria del 11 de marzo de 1973.

Fue Subsecretario de Asuntos Municipales del Ministerio de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires con el gobernador Oscar Bidegain y Secretario Legislativo del bloque de la Juventud Peronista de Diputados Nacionales hasta 1975.

Salió del país en el año 1980. En el exilio se incorporó a la Comisión Argentina de Derechos Humanos (CADHU)

Se desempeñó como coordinador de investigaciones y publicaciones del Consejo Tecnológico Peronista (CTP) bajo la dirección del Dr. Rolando García.
Fue subdirector de la revista de cultura La Maga.

Fue candidato a Diputado Nacional en Capital Federal por la Concertación Justicialista para el Cambio (Lista 42) en octubre de 1999.

Es actualmente Secretario General de la Comisión Provincial del Bicentenario de la Provincia de Buenos Aires.

Entre otras numerosas publicaciones y trabajos:

Autor de la investigación, del argumento y guión del documental de largo metraje "Cazadores de Utopías";
Cortometraje “Ya hemos triunfado”, biográfico del dirigente gremial textil Andrés Framini;
“San Jauretche”, videoclip de la canción interpretada por Los Piojos. Idea, guión e investigación. 2002
Dos libros de reciente reedición: "No dejés que te la cuenten. Violencia y política en la década del 70"; y "Héroes. Historias de la Argentina revolucionaria", con Gregorio Levenson.

Participó en numerosas publicaciones colectivas del Ministerio de Educación de la Nación, la Universidad Nacional de Lanús, la Jefatura de Gabinete de la Provincia de Buenos Aires, juntas de estudios históricos y municipalidades (Ensenada, Pilar, San Martín, Luján, etc.).

Es guionista y director de productos gráficos y audiovisuales relativos al Bicentenario de las Invasiones Inglesas.
“Basta de zonceras”. Cortometraje testimonial biográfico sobre Arturo Jauretche, noviembre 2002
“Basta de Zonceras”, Jauretche en La Rural. Idea, investigación, contenidos, guión. Exposición biográfica/política de Arturo Jauretche. Itinerante: La Matanza, Lincoln, Mar del Plata, Morón, Quilmas, etc. 2002/2004
“Esencia y vigencia de Arturo Jauretche”. CDrom educativo-biográfico. Contenidos y dirección del proyecto. Programa FONTAR-CECYT de transferencia de tecnología informática a la educación. 2004

Exposición itinerante “El Pueblo Hace la Historia: Las Invasiones Inglesas”. Investigación, proyecto, textos y presentación pública. Jefatura de Gabinete de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires en convenio con la Universidad Nacional de La Plata. 2007
En rodaje: “San Jauretche. Patria, Pan y Poder al Pueblo”, filme documental sobre la biografía de Arturo Jauretche. Investigación, guión, producción y dirección. Coproducción INCAA.

Presidente del “Club Argentino Arturo Jauretche”. La Plata, Provincia de Buenos Aires.
Docente de la  “Cátedra Arturo Jauretche” del Museo Histórico del Banco de la Provincia de Buenos Aires.

Presidente de la “Fundación Bicentenario 2006-2016”, San Miguel del Tucumán.

Director del Seminario “Basta de Zonceras”, capacitación política en curso en las ciudades de Resistencia, Mar del Plata, Campana, etc. 


Más de Jauretche, del Blog de Rafael Ton, de donde está sacada la caricatura de Jauretche.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.