martes, 9 de octubre de 2012

Lenguaje positivo y otras coacciones

Cuando fui funcionario, un día me vino a ver el Dr. Juan Carlos Pelotudo, que estaba a cargo de la coordinación de las residencias médicas y bioquímicas, para preguntarme si yo le podía dar alguna indicación o consigna para estructurar el trabajo de los futuros residentes de bioquímica. Yo estaba en medio de la locura de la inundación 2003 y no lo pude atender con tranquilidad pero igualmente estaba perfectamente seguro de lo que NO quería: No quería que los residentes bioquímicos (como lamentablemente pasa en la parte médica) reemplacen el trabajo de los profesionales de planta para que éstos puedan proceder a rascarse los huevos a conciencia.


Entonces el Dr. Pelotudo me dice que no lo diga por la negativa. Que use "lenguaje positivo". Le volví a repetir lo mismo. Le dije que hay muchas cosas que hacer para un residente, poner en marcha prácticas nuevas, investigar, hacer controles de calidad, revisar procedimientos y formalizar las buenas prácticas en manuales de proceso, etc. Que viera él (¡le pagaban para eso!) cuáles de esas cosas, u otras, podrían hacer los residentes que no fuera aportar al descanso de los empleados regulares.



Don Pelotudo insistía con el "lenguaje positivo", así que lo dejé plantado y me concentré en atender las muchas urgencias.



Me enferman las personas que te quieren enseñar a hablar, a comer, a tomar. Metete el lenguaje positivo en el orto, a veces lo claro es por la negativa. Si tengo en claro que NO QUIERO ALGO, suele haber muchísimas opciones para no hacerlo.



Lo mismo cuando te dicen que el whisky se toma así o asá, o que el roquefort se come con tal galletita, o que el vino se toma a la temperatura "ambiente" (sí, la de los sótanos en Europa). Hacelo como a vos te parezca y no les des bola a los pseudo expertos.


Si querés tomar el vino caro con pomelo, tomalo. Si te gusta el whisky puro, o con hielo, o soda, o granadina, o licuado de pulpo, allá vos. Si querés poner la coca antes que el fernet ... ¡es lo mismo, boludo! (tené en cuenta que soy químico). Es tu vida.

Viví tu vida como a vos te parezca. No me des bola ni a mí ni a nadie.



Esteban Cámara

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.