martes, 28 de agosto de 2012

Elegía del militante

Hay quién dice que sólo son interesados.
También dicen otros que de tanto jugarte, invariablemente, terminarías salpicado.
Seguro los hay, pero no todos.

Quiero llamar al estrado a los militantes de los ’70,
En defensa de la militancia.

¡Cuánto "corazón ya terciopelo ajado"!
Cantaba tiempo atrás cierto ángel en ropa de fajina.

Cito a Paco, a Rodolfo, al Negro Martín, a María Antonia, a Héctor, a Ricardo, a Alejandro, a Alberto.
Con todas sus disidencias y estrategias,

No dudaron en jugarse todo hasta los huesos, que a veces recuperamos. Blanquecinos testigos. Alelados

Que levanten la mano y se adelanten
Hendiendo niebla salina
 

Cito a los desaparecidos, a los fusilados, a los torturados… A los de las FAP, FAR, ERP, Montoneros, PC y sigue un río de siglas ensangrentadas y valientes.

Creyeron en un futuro de niños sanos y bien alimentados. De niños que van a la escuela llenos de útiles y libros … y cariño. Y vuelven a su casa donde los padres trabajan dignamente y los miman.


Les robaron palabras en los catres de tortura.
Los desposeyeron de futuro al robarles los hijos.
Los desvalijaron de sueños, al sacarles la vida.
Los desvanecieron en la niebla, al ocultarnos sus muertes.
Les quitaron a sus madres, hasta el rincón en donde llorarles los abrazos faltantes.

Son los militantes,
Populares:

De tanto darlo todo no dejaron nada para ellos.



 


Esteban Cámara
Santa Fe, 22 de agosto de 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.