miércoles, 20 de junio de 2012

Educación

Al llegar el niño a su casa luego de la escuela, el padre le dice:

-Hola, hijo. ¿cómo te fue en la escuela?

-Bien, pa.

-¿Qué aprendiste, hoy?

-Aprendí a poner cosas en casilleros, le responde el párvulo.

El padre frunce el ceño, no muy convencido. No dice nada.

Y así día tras día es la respuesta del escolar, con ligeras variantes.

El padre no hace ningún comentario, dudando de si entiende el método educativo.

Tratando de colaborar con la escuela, un día feriado le dice al niño:

- Hijo, ayúdame a ordenar las herramientas. Hay que ponerlas en su lugar correspondiente.

El niño lo mira horrorizado. Tartamudeando responde:

- ¡Padre, perdón, pero yo sólo sé poner cosas en casilleros!




Esteban Cámara

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.