jueves, 21 de junio de 2012

Camioneros, camioneros ... ¿Otra vez?


“El dìa 9 de octubre de 1972, Chile fue sorprendido por la huelga de los transportistas.
La Confederación Nacional del Transporte, presidida por ese entonces, por uno de los dirigentes del grupo paramilitar de ultraderecha “Patria y Libertad”, Leòn Villarìn, y que reunía a 165 sindicatos de camioneros, con 40 mil miembros y 56 mil vehículos, decretaron paro indefinido de actividades en todo el país, el cual comenzó a cumplirse, con rigurosidad militar.
La huelga, financiada desde EEUU e inserta dentro del denominado “Plan Septiembre”, buscaba, según documentos desclasificados de la CIA, “poner en práctica una técnica que, bajo un contenido de masas, se basa en el gremialismo de los patrones y en la “resistencia civil de la burguesía”. Fue tan planificada, que un día antes del paro, el entonces embajador estadounidense en Chile, Nathaniel Davis envió un cable secreto al Presidente Nixon donde le informaba que “para proteger los intereses de la oposición, la confrontación puede resultar inevitable”. Y así fue.” De http://www.archivochile.com/Poder_Dominante/grem_empre/PDgremios0002.pdf

Menos de un año después el gobierno de Salvador Allende, democráticamente electo, cae en un golpe extremadamente cruento. Los camioneros habían sido subsidiados por el gobierno de Nixon con 2 millones de dólares para financiar las medidas.

Hoy en Argentina estamos sufriendo un paro-lockout de sindicatos y patronales del transporte. En principio, Hugo y Pablo Moyano, los dirigentes camioneros, solicitan un aumento de sueldos del 30%, muy superior a lo logrado por todos los otros trabajadores. Las patronales les ofrecieron 21%. Esta fue la excusa de la medida.

Pero a nadie escapa que el trasfondo es político: Desde el asesinato de un joven militante de izquierda por parte de una patota sindical ferroviaria aliada a Hugo Moyano (Camionero y líder de la central nacional de trabajadores, CGT), la relación entre el gobierno progresista argentino y la central sindical se ha estado deteriorando.

Paralelamente, en los últimos días hubo lockouts de las patronales del agro y cacerolazos de los sectores más acomodados de la sociedad, sumada al bombardeo de inventos, falsedades y tergiversaciones de ciertos medios de comunicación de la oligarquía. Cualquier coincidencia con lo que decía el documento sobre Chile respecto de “gremialismo de los patrones y resistencia civil de la burguesía”, no es ninguna casualidad.

Una de las medidas actuales consiste en bloquar la salida de camiones de las plantas de distribución de combustible, una medida siniestra. ¿Podemos ser tan ingenuos de pensar que todo esto se debe a una diferencia de 9% de aumento de sueldos?

Como consecuencia del paro-lockout camionero ya se está sintiendo la falta de combustible en todo el paìs y en un futuro no muy lejano, alimentos y … prácticamente todo.

El gremio de camioneros se está posicionando claramente con esto como traidores, gorilas, egoístas y enemigos del pueblo. Sospecho que es tarde para pedirle a sus dirigentes y bases un poco de precaución y racionalidad.


Esteban Cámara
Santa Fe, 21 de junio de 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios son en su totalidad moderados. No se admiten mensajes de odio, descalificaciones, insultos, ofensas, discriminación y acusaciones infundamentadas. El autor se reserva el derecho de no publicar comentarios polémicos de carácter anónimo, se ruega identificarse.